Un niño tiene derecho a la vida, a la igualdad, a la inclusión. Y este pasado mes de noviembre se celebró el Día Universal del Niño, por ello fuimos al encuentro de los alumnos del Centro de Educación Básica Especial “Mi mundo feliz” ubicado en el distrito de Chao.

Abordamos el bus y emprendimos el viaje hacia Simbal, junto a los padres de familia y personal docente. Fue un día maravilloso, lleno de diversión y sano esparcimiento. Finalmente llegó la hora de retornar al centro educativo, sin lugar a dudas fue un día que recordarán toda su vida.